Qué debe saber sobre los tratamientos con Acupuntura y Técnicas relacionadas

Acupuntura manual

La acupuntura es una técnica que funciona, por estímulos ejercidos por agujas metálicas sobre puntos específicos de la piel y músculos del cuerpo. Para ello empleamos finas agujas de acero, estériles y desechables. No se inyecta ninguna sustancia a través de ellas. Una sesión dura de promedio entre 20 a 30 minutos.

La colocación de las agujas no es dolorosa, y durante la sesión no hay dolor en los puntos pinchados.

En ocasiones se estimulan las agujas con corrientes eléctricas (esa es la técnica de electroacupuntura). Otras veces empleamos el calor desprendido por la combustión de una planta llamada artemisa (esta es la técnica de moxibustión).

Una de las técnicas que se suele emplear al simultáneo con la acupuntura es la auriculoterapia (inserción de agujas o semillas adhesivas en el pabellón auricular).

También puede emplearse el láser sobre puntos de acupuntura.

Pabellón Auricular

Pabellón Auricular

En todos los casos, y sobre todo en procesos crónicos, hacen falta como mínimo cinco sesiones, para que los efectos se hagan presentes. Todo depende la respuesta de cada persona, pero por lo general al cabo de cinco sesiones consecutivas, se pueden espaciar las sesiones cada quince días, o más. Un ciclo de tratamiento son diez sesiones.

Después de una sesión hay personas que se sienten muy relajadas, incluso puede darles sueño, eso no es negativo. En ocasiones muy contadas hay personas que pueden ver agravados sus síntomas sólo el día después de punturadas, pero es una buena señal.